El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

domingo, 19 de julio de 2009

Biblioteca adolescente


Como ya estoy a portas de cumplir 21 y como entregué uno de mis libros favoritos hace poco, decidí hacer una lista con esos veintiún clásicos que todo niño debiera poder leer para tener lo que he dado en llamar como «infancia literaria»:

Los infaltables dramitas familiares:
1.- Heidi (Johanna Spyri)
2.- La pequeña Dorrit (Charles Dickens)
3.- Pollyanna (Eleanor H. Porter)
4.- Mujercitas (Louise May Alcott)
5.- Oliver Twist (Charles Dickens)

Los medidamente salvajes:
6.- El libro de la selva (Rudyard Kipling)
7.- La llamada de la naturaleza (Jack London)

Nuestros inicios en la violencia:
8.- Winnetou (Kart May)
9.- El último mohicano (James Fenimore Cooper)

Y nuestra pequeña codicia desenfrenada:
10.- La isla del tesoro (R. L. Stevenson)
11.- Sandokán (Emilio Salgari)

El lado más noble:
12.- Ivanhoe (Walter Scott)

Y el más justiciero:
13.- Dick Turpin (William H. Aisnworth)
14.- La flecha negra (R. L. Stevenson)

Para terminar con los grandes desplazamientos de la imaginación:
15.-Tom Sawyer (Mark Twain)
16.- Huckeleberry Finn (Mark Twain)
17.- La vuelta al mundo en 80 días (Julio Verne)
18.- Robinson Crusoe (Daniel Defoe)
19.- 20 000 leguas de viaje submarino (Julio Verne)
20.- Moby Dick (Herman Melville)
21.- Un capitán de quince años (Julio Verne)

Como aún puedo seguir viendo Naruto así también puedo apasionarme por estos relatos para de alguna manera convencerme de que sigo siendo un niño, un niño desapasionado y calculador al que le gustaba leer sin buscar moralejas, hedonísticamente, por el puro placer de sentirme (des)acompañado y libre.

No hay comentarios: