El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

viernes, 29 de enero de 2010

Charlotte, el guardalagos de Erator

A pesar de que he muerto más veces que nunca en esta campaña de Calabozos y Dragones, dado que fui un ladrón hindú, un necromante blanco y un paladín oscuro; ahora les presento al personaje que más me llama la atención y por eso le hice una pequeña historia, al estilo de Toshiro del año pasado.


I

El bisabuelo de Charlotte, al que los demás criados habían puesto el nombre de el “Alucinado”, murió perseguido por los lobos de su amo y señor, el Barón de Zelkarias. El Alucinado le había robado la querida.
El Barón dio orden de que lo condujeran a la fría estepa, más allá de Erator y le dejaran que se sentase junto al lago. Luego, se dirigió allí con sus lobos y gritó a la jauría: ¡A él! ¡Cogedle! El Alucianado se echo a correr, pero quedo demostrado una vez más que correr no es un buen remedio para librarse de los lobos.
Al abuelo de Charlotte le dieron, no sé sabe de donde, una pequeña herencia. Se marchó con su familia a la capital de Asberion, y pronto adquirió fama de ser un célebre ladrón. Unos dos años después lo detuvieron mientras saqueaba los tesoros de un templo del interior del país. Ante el Tribunal fue tal su conducta que durante mucho tiempo se citaban sus respuestas a los jueces: gesticulaba descaradamente, moviendo sus ojos y confesando respetuoso y, finalmente, hasta las más leves de sus innumerables hazañas: ¡Sí, señor! ¡Sí… señor!
El padre de Charlotte era un mesero que durante un tiempo viajo por toda la provincia hasta asentarse en la antigua villa de la que había partido su padre. Ahí abrió una taberna y una tiendecita, pero se arruinó, empezó a beber, volvió a la capital y poco tiempo después murió.

II

El padre verdadero de Charlotte no provenía de esta insigne familia de salteadores y truhanes. Pare ser más exactos, lo más probable es que ni siquiera proviniera de este mundo. Una broma macabra se había cernido sobre el destino de estos insignificantes individuos.
Todo se inició el último día de la vida del bisabuelo.
Cerca al lago, a las afueras de Erator, el viejo exhausto se sentó a recuperar el aliento. En esos precisos instantes lo distrajo su memoria con recuerdos infantiles. Uno en especial: un niño que escucha un cuento sobre los seres que desde siempre habitaban el lago. Entonces, medio loco como estaba, les suplicó a aquellos seres misteriosos con todas sus fuerzas restantes una única cosa: la Venganza.
Una hora después su sangre teñía las gélidas aguas de la orilla y una reverberación fugaz se desprendía de aquel pulido espejo de su muerte.

III

Cuando el “padre” de Charlotte, aquel grosero rufián, decidió abandonar a su mujer para probar suerte en las noches más movidas de la capital, la desdichada comenzó a soñar con aquel estanque. Cada noche mientras dormía, se veía a sí misma levantarse sonámbula de la cama, abandonar la choza y aproximarse hasta el borde del lago. Luego se desnudaba y se sumergía lentamente en sus profundidades oscuras. Un día, el trigésimo de aquellas visiones, se despertó así como en su sueño, sin sus ropas y húmeda. En ese instante supo que estaba en cinta.
Y Charlotte nació casi sin ningún problema, excepto uno: tenía unos rasgos muy peculiares. Sus dedos de las manos y los pies poseían una especie de membrana que los unían entre sí, y tenía unas extrañas cicatrices a ambos lados en el cuello. Además, su piel había adoptado una palidez mortal, tanta que sus venas saltaban a la vista. Por último, sus pupilas eran azules, y el iris muy grande y tan negro como un abismo.
Oculto en casa pasó los primeros siete inviernos de su vida.
Una tarde, mientras terminaba de cocer un encaje para la venta, la madre de Charlotte tosió y se cubrió la boca con la labor. Sobre el blanco de la tela unas gotas escarlatas advertían la futura tragedia. Cuatro meses más tarde falleció. Antes de expirar, la mujer le había dicho a Charlotte que si estaba en peligro fuera al lago:
-Él te protegerá.

IV

Charlotte trató de sobrevivir en las calles mendigando, pero su aspecto provocaba el rechazo de las personas. Nadie le tenía un poco de lastima ni le brindaba su caridad. Así que decidió ir hacia la estepa. Aprendió a encontrar refugio en las cuevas, a distinguir sus huellas de las de los animales y, lo más importante, a camuflarse para mantenerse a salvo de los depredadores.
Sin embargo, mientras prendía una fogata para asar la carne de animales muertos recolectada en la mañana, un dragón azul lo avistó desde el aire. Como estaba a gran altura se dirigió directo hacia él, entonces Charlotte miró a todos lados y descubrió un pequeño lago. Sin pensarlo aguanto la respiración y se lanzó en él. Bajo el agua veía como la bestia sobrevolaba la superficie esperando que saliera. Suponiendo que era su fin, Charlotte retuvo el aire en sus pulmones lo más que pudo hasta que fatigado, prefiriendo morir ahogado que triturado en las fauces de aquel monstruo, abrió la boca y tragó el agua cristalina. De repente, se toco el cuello instintivamente y sintió como el agua fluía hacia su interior por sus cicatrices. Podía respirar agua. Sin timidez, se movió cada vez más rápido hasta ser parte del agua del lago. Y notó algo más: podía controlar ese fluido líquido a su antojo. Se pasó mucho tiempo buceando y contemplando a los animales del fondo. Cuando levanto la vista de nuevo, el dragón había desaparecido.
Al salir, distinguió junto a un árbol seco, una fuente pequeña, medio derruida, en la que parecía haber escrito algo. Como no podía descifrar los extraños caracteres, miro el dibujo que había encima de ellos. Era la cabeza de un caballo muy hermoso con un largo cuerno que le crecía de la frente en línea recta. Se arrodilló y juró ante ese altar proteger al lago y a las criaturas que vivían en él. Desde aquel día comenzó a entrenar bastante en el dominio del elemento que era afín a su cuerpo: el agua, se hizo un rudimentario arco con ramas y raíces y algunas flechas silvestres, y practico su puntería cazando.
Y así pasaron más inviernos…

V

Pero un día, desde la punta de la torre más alta del imponente y temido castillo de Zelkarias, al que sólo había entrado el cadáver de su bisabuelo, ascendió un rayo de luz tan estrepitoso que hizo temblar la tierra austera de Asberion. Charlotte, dormido junto a la fuente, se despertó asustado. La piedra se había agrietado y algo brillaba en su interior. Metió ambas manos y saco dos hermosas espada curvas del color de la luna. Entonces el lago volvió a reverberar y desde el centro de sus ondas, una voz familiar, gutural e imperiosa, le dijo:
-Ve.
Y Charlotte se puso en camino.

miércoles, 20 de enero de 2010

Melancolía y nostalgía

Redacté esto en el verano del 2006 con una máquina de escribir en el techo de mi casa. Era una especie de bitácora ficcionalizada sobre acontecimientos de fines del 2003. Por eso las fechas son de ese año. Es curioso pero al releer todas esas hojas me doy cuenta que mi vida se compone de una serie de repeticiones que sólo varian en cuanto al tiempo y el espacio de la situación descrita.

Jueves 11 de septiembre

La mayoría de las personas no entienden nada que este más allá de las prosaicas palabras, y la gente del Club era parte de esa mayoría. Los muy estúpidos no me hicieron el más mínimo caso. Por eso estoy tenso. Quiero manifestarle a Gricel mi presencia incondicional y perpetua, es decir, un tanto relativa, pero los ineptos que tengo a mi costado podrían olvidarse, otra vez, de recoger mi mochila y, al día siguiente, fregarme la mañana para variar. Y por si esto no fuera suficiente castigo, hoy es jueves. Detesto los jueves por el esfuerzo al que son expuestos mi cuerpo y mi cerebro. Peor ahora, que se encuentran ocupados en una labor más divertida y gratificante: la campaña. La formación, los deportes y los números… a la primera la veo invariablemente, cada día de la semana (excepto los sábados y domingos), media hora (excepto los lunes, en los que aguanto hora y pico de su detestable compañía. Perorar y gritar. Un, dos, un, dos. Suena el himno… ¡Canten con tesón, que es el mes de la patria! Patria, ¿significará algo en algún lugar?). A la segunda esporádica actividad, a la segunda. Es como decir a la carga. Carga para mi enclenque cuerpo. Una descripción del Boom: figura deshilachada. Desprecio a esos seres fornidos, los desprecio por instinto, un instinto natural y, yo diría, justificado. Y bueno, de bolsas infladas están abarrotados los planteles cuando suena el pito y anuncia la práctica de cualquier deporte (excepto el ajedrez). A diferencia de los griegos y de mi padre, intuyó que el deporte otorga una gracia pueril al ejercitado. Es la ficción de la materia, que busca compensar la torpeza de un cuerpo carnoso. Además, para qué sometería yo mi organismo a semejantes torturas. Tan alicaído esta el pobre. En tercer puesto… como odio lo sistemático, lo concatenado, lo estadístico, lo porcentual, lo medible, lo cuantificable; como odio el lenguaje de las cifras aunque no me estén vedados tales territorios, ergo, no soy compatible con el juego matemático. Importación torpe y falaz que pretende hacer del mundo un pueril ábaco. Estuve engatusado por aquel ábaco en mis años infantiles, me embrujó, me arrastró con su convincente torrente de ideas progresistas, perfectas a fuerza de ser utópicas; y llegué incluso a pensar que la evolución del hombre podía ser medida por el aumento de la técnica y de la tecnolo…
- Señor Páladin, se siente enfermo… Páladin... ¡Responda Páladin!... Aguirre dale una plamada en la espalda, a ver si vuelve un momento a la clase y se deja de tonterías… Bien, ya esta con nosotros, eso espero… No, no, no me diga nada. Pongan atención, ¡ussh, dejen de conversar! Vamos con la primera tanda… ¡Pero que pasa ahí!...
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla. Es así como imaginan que nos superaremos. El hombre es algo que debe ser superado. Nietzsche. Saltando igual que monos o brincando como los sapos gelatinosos que tragan moscas al lado de un putrefacto pantano. Complicada es la educación de los humanos. Los adultos parecen obviar sus avances en cuanto al aprendizaje y al entretenimiento, porque no los veo ponerlos al servicio de la formación de los futuros “ciudadanos”. Inversa es nuestra manera de aprender: la realidad es compleja e interactiva, pero nosotros nos acercamos a una realidad disecada, descuartizada, desnaturalizada. Esto, ya, es una descarga de frustración. Lamentable la fragilidad de la memoria humana. La impertinencia, su peor enemiga, y de casualidad nosotros somos los seres más impertinentes de la tierra. Las horas pasan como pasan las sombras por las paredes. Sería conveniente, muy conveniente. O tal vez te estas mintiendo; hecho que no me sorprendería. ¡Mitómano maldito! Es tan particular de tu carácter el fingir fines objetivos para una acción que es meramente sentimental. Eres un sentimental, un descorazonada en el sentido más literal. Te comportas hipócritamente y hasta te engañas a ti mismo. ¡Que gran impostor es aquel que no necesita de dobles porque todos los dobles son él! Y después… intelectuales golpes de pecho. Parlas pero no sientes lo que dices, y eso te hace tan grotesco como una marioneta sin ventrílocuo. Adelante, suspira; suspira por Gricel y evócala tiernamente y di que lo haces para no desdibujar sus facciones de tu mente y no dejarla pasar si te la cruzas por la calle y, y… Eso, miéntete, construye castillos de naipes en el aire. Luego, sé la ráfaga huracana. En fin, en fin. Everything go back. Iré y lo haré porque quiero hacerlo y no hay justificación posible, porque encontrar en estos casos algo para apoyarnos rememora aquella rancia ingenuidad de la que Voltaire se burlaba en sus cuentos. El timbre, y es jueves. ¡Cuánto amo los jueves cuando entiendo que a partir de acá la hebdómada no hará más que menguar!

jueves, 7 de enero de 2010

El apostata

Hace un par de semanas yo había quedado con mis amigos del rol para reunirnos, para colmo había ido a casa de mi tío y de ahí me pasaba a casa de Pepe para madrugar enfrentando dragones y hombres lobo y en eso me llaman los chicos del Risk para jugar. Como comprenderán no pude ir. Estas fueron sus desastrosas reacciones...

Primer correo

A toda la comunidad riskera:

Se comunica del inminente CASTING para buscar UN C-ZAR que reemplace al ya perteneciente, cuyas traiciones le han ganado una excomunión.
Requisitos:
- Debe gustarle Fito Paez, Charly García y Luis Alberto Spinetta
- Debe saber jugar Risk
- Debe saber de cine y literatura, sobre todo para obnubilar a Jorge
- Debe joder infinitamente a los nuevos
- Debe repetir catch-phrases y punch-lines como "que miedo contigo" y "que divertido"
- Debe ridiculizar tanto a Vicente, que el mismo empiece a odiarse
- Debe emocionarse con las cosas que le gustan
- Sin embargo, su capacidad de traición debe ser menor que la del C-Zar original

Si alguien conoce a alguien con dichas caracterìsticas, sírvase invitarlo a la convocatoria.

Sin otro particular, quedo de ustedes.

Atentamente

Diego y Yakomo
Remanentes del grupo fundador de la comunidad riskera

Segundo correo

Estimados:
Me parece que la medida de expulsión es muy drástica, propongo la siguiente moción de castigo para el a.k.a C-ZAR:
1. Encontrarnos locación para el próximo Risk (Vale también manipular a otro miembro para que ponga la casa)
2. No opinar en cuanto a los discos que se escuchan en el Risk.
3. No tiene derecho a ganar, si ve que está ganando tiene la obligación de denigrarse y perder.
4. No tiene derecho a eliminar a Georgie en cierta cantidad de juegos que puede definir el directorio del Risk.
5. No puede tener alianzas.

Las medidas pueden aumentarse o disminuirse, el objetivo de éstas es darle una reprimenda a las acciones que tomó aquel personaje al traicionar a la comunidad riskera.
Por cierto que los fundamentos de su traición los di en un correo anterior con las descripciones del grupo de fotos que había colgado en facebook, pero no fueron tomados en cuenta. Como vemos, en el Perú la justicia se demora.

Ablaos
Juji

P.D. Si mi estadía en la comunidad riskera se pone en duda por mi sugerencia de castigo pido que se le expulse inmediatamente y se encuentre al nuevo C-ZAR jajajajajajajaja

Tercer correo

Señores,
no puedo más que estar de acuerdo con todo lo dicho.
La traición del C-ZAR es repudiable, inentendible y bien puede valerle la expulsión de nuestra comunidad.
...Sin embargo, no debemos darle un trato como el que él nos dio a nosotros: el nuestro merece ser peor.
Doy, por lo tanto, mi voto a todos los castigos propuestos por el Juji (en especial al número 3), proponiendo otros dos:
6. No puede hacer referencia a Fito como simplemente "Paez", so pena de repartir todos sus discos entre los miembros de la comunidad riskera.
7. No puede tomar ni comer nada durante toda la noche del Risk.

No se puede tolerar una traición abierta, con fotos en Facebook inclusive!
Es imperdonable que C-ZAR no viniera nunca. Nos PROMETIÓ que vendría, luego de CANTARLE Insoportable (Fito Paez) a viva voz por teléfono. Luego nos dijo que llamaría, cuando lo llamamos PREOCUPADOS por su demora. Nunca vino, como ya se sabe; mucho menos llamó.

Muy dolido
y a espera de que propongan más castigos

Yakomo

Cuarto correo

Sigo creyendo que merece la expulsión, pero me gusta más la idea de la tortura. Dos más:

8. Debe poner una pizza de los sabores que el grupo elija (y si mantenemos la regla 7 será muy divertido).
9. Debe cantarnos "Insoportable" de Fito Paez sin música de fondo y vestido como Fito en cualquiera de sus etapas.
10. Debe llegar vestido como Spinetta ahora y llevar su maleta para vestirse como Fito.
11. Debe hacer un documental con todas las dificultades que le ocasionó encontrar esas vestiduras.

Yeah, soy más sórdido que ustedes.

Quinto correo

12. Proponga el inciso 5 tenga la excepción para lo siguiente: Una de las funciones primarias de C-ZAR será apoyar a Georgie en todas y cada una de sus movidas si así él lo desea. Debe ser su brazo derecho y ayudarlo a ganar hasta que lo haga. Esto desde su posición de jugador individual y no como consejero externo.
13. Debe salir a la calle gritando: "SOY UN TRAIDOR". Hasta que el consejo se sienta satifecho.
Fuck yeah
Juji

No tengo nada más que decir sino que me odian por razones injustas y que estoy buscando yo también un grupo de Risk alterno... a los interesados mandar sus datos a está direccion.