El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Un "recodo" en el camino


Como nos dijo el Jose, fue un recodo, un tiempo para REzar, COmer y DOrmir. Una pausa. Algo necesario para muchos de nosotros. Algo útil pero a la vez trascendente (si es que esa palabra aún conserva algo de su antiguo peso y sentido). Anotaré algunas cosas en las que fui pensando ese día, mis apuntes mentales:

Si yo creo que mi soledad es mala, entonces porque necesito de la soledad buena --> es lógico, porque es buena.

La soledad buena es una consecuencia de una vida buena basada en el Magis.
La soledad mala es fruto de una vida mala que se centra en el Plus.
¿Puede ser la soledad buena consecuencia de una vida mala y viceversa?
Lo primero sí, lo segundo no.

Mi caso: el deseo de una soledad buena es el deseo de una vida buena.
La vida buena se construye sobre el Magis.
La vida mala sobre el Plus.
El Plus es la riqueza que genera avaricia y el vano honor del que nace la soberbia.
Ambos son los padres del pecado que es la mentira.
Para eliminar el pecado debo luchar contra la avaricia y la soberbia.
Entonces la mentira del mundo se vence con humildad y pobreza.
Así se devela la verdad.

¿A quién quiero engañar?
Al mundo y a mí mismo.
Debo: dejar que Dios me venza --> por la Fe.
Debo: dejar que Dios venza al mundo --> por el Amor.

Abandono en la Providencia:
"¿Quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un sólo codo a la medida de su vida?" (Mt 6, 27).
La vida y el cuerpo --> el sentir.
Dios los guarda --> desde ahora y para siempre.
Porque el paso de Dios es salvífico.
Y una vez salvados nos corresponde ejercer --> el oficio del Resucitado.
Portar la Paz en el alma.

Amén.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Siglo XX en Argentina

Vi una pela de Carlos Saura, Tango (1998) y no me resistí a escribir algo:


Amor

Dos hombres bailando tango

uno de negro/otro de blanco

entregados

y el cine sólo/para nosotros.


Horror

Cien hombres en hileras/marchando

y la luz oscura de la linterna

sobre el rostro gris

de los condenados.



Les dejo el trailler. Como Fados, Iberia y un largo etcétera de pelis similares: recomendable su pronta visualización.

martes, 17 de noviembre de 2009

Dos películas sobre el [...] en Navidad

Dado que se acercan las fiestas navideñas y el Buen espíritu -como diría San Ignacio- empieza a prendarse en todos nosotros comparto con ustedes dos pelas que me gustan y que hablan sobre un tema que bajo otras circunstancias me resulta casi repulsivo: el amor.

La primera pela tienes sus añitos, y me acuerdo el haberla visto acompañado (primera indiscreción) un fin de semana de febrero del 2004. Se trata de Love Actually (2003) una cinta ambientada en un Londres que sufre por acción-en-distancia los traumas del 11-S. Varias historias, varias parejas disparejas y un final feliz. Todo en medio de un clima escarchado y un banda sonora con toques de los más variados hits del rock-pop británico.

Por otro lado, grande fue mi sorpresa cuando ví (gracias al Festival de Cine Europeo de este año)que los holandeses habían hecho su propía versión. Sólo que en vez de Santa Claus estaba un San Nicolás clásico al que no sé porque lo hacían ser oriundo de España, junto con su comitiva de "pajes moros" -todos negros-. En lugar de la realeza de Buckingham, estaba la de la casa de Orange. Me refiero a Alles is Liefde (2007), protagonizada por la ya conocida Carice van Houten, quien monta a caballo por las calles de Amsterdam disfrazada de un regalo gigante y rosado.
Buenas opciones para sentarse y pasarla bien... contentos todos.

martes, 10 de noviembre de 2009

Versos reciclados

Escribí estas líneas hace medio año a imitación de don Leonidas Yeroví (el abuelo de El Otorongo). En fin, a proposito del Magis por estos tiempos de revisión:

"Veamos, no es que me vaya a morir o a perder en medio de la nada pero quiero recordarlos un toque… uno por uno. Estos días he estado pensando en varias cosas que creo son importantes (como por ejemplo por qué sigo siendo hincha de la selección o cómo fui engañado por Donofrio).

Comenzaré por los amigos (no se asusten eso quiere decir por todos pero en orden alfabético):

Allison:
Una postura correctísima,
un verbo fecundo y florido
propio de las callecitas con tiestos
por lo general florecidos
de la Lima de antaño.
Mujer con sombrero,
pillina Madre patria.
Nueva coordi escandinava,
valquiria de las palomas del Asilo,
suerte con la chamba.

Claudia:
Poco tiempo se te vio por el Asilo,
siempre animosa,
valga la redundancia:
Claudia.
Ni tus camioneros pudieron quitarte
lo bohemia,
errabunda
y clara.

Cristabel:
Entre cuatro paredes de cal
y una ventana abarrotada
vive la Cristabel
cual ejemplar esclava.
Sale los domingos a andar,
por las callecitas empedradas
y la gente la ve pasar…
es Cristabel la esclava.
Pero cuidado, ella suele lanzar
saludos para tu madre,
y si está más airada
del Campo de Marte
hasta la gran concha acústica te manda.
Miren a Cristabel, la esclava.

Diana:
Qué decir, qué decir
es simplemente Diana
basta con verla una vez
es simplemente Diana
tan alegre tan jovial
nuestra voluntaria oriental
quién diría que las boas
la recibirían allá en el Amazonas
y que desde el Mercado de Caqueta
pudiera imponer una especie de moda
por lo andino
lo social
y desde luego
lo caviar.

Hagar:
Qué decir, qué decir
es simplemente Diana
(ah no me confundí)
tutti li mundi revuelti
tutti li mundi dementi
.

Lucía:
Como dijo mi compadre don Nicomedes
-Negra que negra te veo.
Aún recuerdo tus palabras
acerca del dobleteo.
Qué será de tu vida
o de tu doblevida,
ojalá no andes volando
que tarde o temprano,
puedes chocar con el techo.

Luis:
Serio, formal y correcto,
conciso como estos versos,
de un humor perfecto
sardónico
pero no tóxico,
tan sencillo
con tu entrañable par
Juancillo.

Juan:
La negra y la abeja
(y mil personajes más)
sino eres comediante
es que algo anda mal.
Siempre con la chispa encendida
motor imparable de risa
y un talento excepcional
para contar tu vida.
Desde el Dolce
hasta el Huaralino
tus pies saben
lo que es ser salsero fino.

Mariana:
Alerta ayacuchana
nos miraste bien y en una dijiste
este Magis en algo raro anda.
Nos acusaste de pornográficos
y sacaste nuestra reputación de la calma.
Vaya a saber Dios si no eran justificadas
tus demandas.

Mary:
Dicen que eres la tercera
de las hermanas Venegas,
yo por mi parte digo:
¡Que viva nuestra Julieta!
Claro siempre y cuando ese viva
este acompañado de chela
que es como Dios dicta
que se ha de brindar por Julieta.
(Nota:
Si quieres un autógrafo,
en el Chelín puedes encontrarla,
dicen las malas lenguas
que es su segunda casa).

Masiel:
Gran intérprete y gallarda actora…
compite en cuanto a histrionismo
hasta con la Valerosa.
Masiel y sus visitas programadas,
sus disfraces complejos,
y aquel compromiso
sincero y fraterno
con los abuelos.

Miguel:
Del Agucho, el hombre orquesta
tan emprendedor
que es casi imposible
descifrar los proyectos
de su cabeza.
Lo que sí se sabe,
a ciencia cierta,
es que ande donde ande
nos alcanzará
para el after.

Rochi:
Si te cruzas con ella
joven explorador
del género humano
no te olvides nunca
de llevar tu cámara en mano.
Observaras que es una especie
especial de maniaca
por salir, obsesa,
nada obesa.
Pero no podrá
disimular ante el lente
dos aglutinaciones traicioneras
bajo su mirada,
y si eres mujer,
te echara la culpa
con un fulminante:
- Ay, esta.

Wilder:
Su estilo de vida
es otra cosa,
digamos que para
en el Tony Roma’s.
Sus múltiples cuentas,
sus fiestas privadas
son un claro contraste
con su vida pasada…
Cuando allá en San Marcos
como todo estudiante
comía parado
su puka picante
y el ceviche con papa.
Pero señores,
a veces le entra
al doctor la nostalgia,
y sin gritar mucho
nos dice:
Soy Agucho
y punto.

Dianita, Wilson, Wanda y Willy: Nuestro voluntarios imaginarios, una especie de remakes del Fantasma escritor (fácil Hagar no sabe de qué estoy hablando) pero con intenciones sociales y casa en el Cercado".