El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

sábado, 14 de febrero de 2009

Y pensar que sería de nuestra vida... si fuera amarilla


Amarilla son las cosas que tengo que contar
Amarillo el cielo las personas sus dientes y sus almas
Amarillo es el amor de los ángeles Amarillo ha de ser su corazón
De amarillo son los ojos de las luciérnagas También es el tono tornasol
de los geranios muertos De amarillo brillan las estrellas
De amarillo el mar el cielo y la tierra
Amarillo no es un nombre un concepto Amarillo no es un número una metáfora
Amarillo como la cola de los cometas
Amarillo como el centro de la tierra
Amarillo allorima malloria Amarillo es el mundo en su mayoría
Amarillo el puente de los viejos fumadores
Amarillo el brillo de las alhajas empeñadas Amarillo es el techo de las catedrales
amarillo el cirio arrugado de los altares
Amarillo el golpe de un cigoto Amarillo la férula viva
Amarillo el color de los abuelos amarilla la ropa interior de los presos
Amarillo el trasero de los niños De amarillo sus cuartos y recreos
Son amarillos los tesoros los caramelos
las camisas sucias de algún bohemio descubierto
Amarilla es la dicha de los enamorados La canción de cuna de los neonatos
Amarillas las cartas de arrepentimiento Amarillos los cuentos del colegio
Tinte amarillo para rubias torneadas Amarillas las pústulas del hético
Se vuelven amarillas las palabras
cuando se escriben tantas sin que se diga nada
Amarilla es la vida que las gitanas ven en las palmas de los incautos
Amarillos el lino de la cuna y desde luego la seda de la mortaja
Dime amarillo de que oscuro devaneo
me voy a enterar en estas páginas
Amarillas paginas de inyectada mirada…

No hay comentarios: