El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Un "recodo" en el camino


Como nos dijo el Jose, fue un recodo, un tiempo para REzar, COmer y DOrmir. Una pausa. Algo necesario para muchos de nosotros. Algo útil pero a la vez trascendente (si es que esa palabra aún conserva algo de su antiguo peso y sentido). Anotaré algunas cosas en las que fui pensando ese día, mis apuntes mentales:

Si yo creo que mi soledad es mala, entonces porque necesito de la soledad buena --> es lógico, porque es buena.

La soledad buena es una consecuencia de una vida buena basada en el Magis.
La soledad mala es fruto de una vida mala que se centra en el Plus.
¿Puede ser la soledad buena consecuencia de una vida mala y viceversa?
Lo primero sí, lo segundo no.

Mi caso: el deseo de una soledad buena es el deseo de una vida buena.
La vida buena se construye sobre el Magis.
La vida mala sobre el Plus.
El Plus es la riqueza que genera avaricia y el vano honor del que nace la soberbia.
Ambos son los padres del pecado que es la mentira.
Para eliminar el pecado debo luchar contra la avaricia y la soberbia.
Entonces la mentira del mundo se vence con humildad y pobreza.
Así se devela la verdad.

¿A quién quiero engañar?
Al mundo y a mí mismo.
Debo: dejar que Dios me venza --> por la Fe.
Debo: dejar que Dios venza al mundo --> por el Amor.

Abandono en la Providencia:
"¿Quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un sólo codo a la medida de su vida?" (Mt 6, 27).
La vida y el cuerpo --> el sentir.
Dios los guarda --> desde ahora y para siempre.
Porque el paso de Dios es salvífico.
Y una vez salvados nos corresponde ejercer --> el oficio del Resucitado.
Portar la Paz en el alma.

Amén.

2 comentarios:

Pedro Velazco dijo...

Excelente post...
Definitivamente

Pedro Velazco dijo...

Excelente post...
La tensión entre el Plus y Magis puede graficar claramente lo que vivimos en nuestro interior...
Y es en definitiva que los tiempos de desierto permiten que volvamos la mirada a aquel que es el foco de todas las miradas...
Dejarnos iluminar por el que es la luz misma...
Y de esta forma podamos redescubrir que el Magis es algo sencillo y complejo al mismo tiempo.. es respuesta de amor al que es el AMOR por excelencia y es complejo porque ese AMOR no es posible de poseer, se nos escapa de las manos para que lo busquemos y lo deseemos siempre.. .y menos mal que es así...

Gracias por el post.

Pedro sj.