El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

jueves, 6 de agosto de 2009

Dani Umpi, el posthumanista


Dani Umpi (1974) va y viene, no para, no es un montevideano típico. Y es que este especimen ni siquiera es de la capital, nació en Tacuarembó y en los últimos tres años se la ha pasado de gira por Argentina, España, México, Alemania, Chile, Brasil y hace poco arribó al Perú para presentar la edición de Estruendomudo de su tercer libro Sólo te quiero como amigo.


Y con respecto a otra de sus obras (la anterior Miss Tacuarembó) pronto saldrá una versión cinematográfica protagonizada nada más y nada menos que por Natalia Oreiro, amiga del artista desde hace buen tiempo.

Pero aquí no acaba la cosa, está preparando su segundo disco. Sí como lo leyeron bien, el brother también es músico y para colmo de electropop. A lo Miranda! Y se reodea de lo mejor de la nueva generación de artístas audiovisuales montevideanos. No por nada fue nominado en el 2006 como artista revelación independiente por MTV gracias a su disco Perfecto .

Y me despido ridiendo pleitesía al rey del indie uruguayo con una estética y una actitud bien "plancha" como lo llaman por allá (es decir, marginal) pero que ha conquistado espacios de poder y ahora es casi mundialemente reconocido (excepto en paises periféricos como el nuestro). Los dejo con una melodía pegajosa en un videoclip deliciosamente postmoderno:



Sólo queda aprender los pasos y seguir el ritmo.

1 comentario:

simplesoñador dijo...

nunk habia escuchadO d este tipO... perO m ha gustadO su videO...