El trípode de Helena es un blog personal, es decir, yo soy el único que escribe en él. En la parte superior de la columna derecha, verán mi retrato y debajo una descripción fantástica (curiosamente muy real) de mi carácter. Todo junto es Bisutería barata... A continuación, en Oropel imperial están organizadas las entradas según los temas recurrentes. Lo que hay es simplemente el fichero del blog. Siguen dos listas: Cinefilia y Bibliomanía, cuyos fines son fáciles de suponer. Luego, otras dos secciones Hits del blog y De uno en uno cuyas funciones están (para variar) demás definir.
Si a alguno de ustedes le intriga el título del blog, de click aquí o busque la respuesta en el "oropel" de Relatos. Si están interesados en descubrir más acerca de la sugerente imagén del encabezado, entren aquí o revise la primera entrada del "oropel" Pintura.
En fin, los saludo y les exijo que si tienen algo que decir, sea para bien o para mal, háganlo escribiendo algún comentario.

viernes, 27 de agosto de 2010

Talento


Dónde quedó mi pasión por la escritura desaforada. Me he vuelto un adicto a la oralidad y he perdido el don de la grafía calma y circunspecta.

Descubierto en uno de mis cuadernos, este "intro" (poco) magistral:

Convencido de antemano acerca de la importancia que amerita el prologar con unas cuantas palabras todo escrito que haya producido. Manteniéndome fiel a esta tradición, maldigo y lamento mi suerte, al no contar con otra pluma más diestra en el oficio que la mía. Que por cierto, no goza de buena fama y que está acostumbrada a otra clase de ejercicios, mucho más prácticos y gratificantes.

Genial y premonitorio.

No hay comentarios: